lunes, 11 de enero de 2010

Finde de Compras, Frío y Nieve

El jueves estuve de rebajas en Talavera y aunque aquí están prácticamente todas las tiendas y Talavera es una de las dos ciudades de Castilla La Mancha donde hay Corte Inglés, aquí las tiendas son pequeñísimas, como si fueran muestras de las propias tiendas, y no encuentras muchas cosas. Aún así, me volví con unas cuentas cosas de Friday's Project. Esta tienda ha sido todo un descubrimiento para mí, sí, ya sé que lleva abierta mogollón de tiempo pero yo odio ir de tiendas (lo sé, soy una chica muy rara), bueno, si voy a las 10 de la mañana con las tiendas recién abiertas, con todo bien colocado y que no tenga que revolver un montón de ropa y con muy poca gente en la tienda, sí me gusta, pero no siempre puedo ir a esas horas, así que normalmente voy a tiro hecho a las tiendas que sé que voy a encontrar algo que me guste, y no suelo entrar en otras. Pero el jueves iba con mi chico, y él me empujaba a entrar en casi todas las tiendas (él también es un chico raro, jejejeje). Bueno, a lo que iba, que compré casi todo en Friday's Project, que a pesar de ser más de las 6 de la tarde, todo estaba más o menos ordenado, que ¡no había nadie! mientras las otras tiendas estaban a rebosar, que había unos descuentos muy competitivos y además, cosas muy chulas.
Además, también me compré unas botas marrones y planas en Marypaz. Llevaba mucho tiempo buscando unas botas así, y aunque no son exactamente como las quería, están muy bien.
Y por último, también compré para casa la jarra de agua Brita, porque el agua de Talavera es muy turbia y aunque se puede beber me da un poco de reparo, y a la larga sale más barata (y ecológica) esta jarra que comprar agua embotellada.

Bueno, se puede decir que todo lo que he comprado es lo que me han traído los reyes porque este año estaban muy ocupados y "solo" me habían dejado dinero para que lo aprovechase en las rebajas.

El sábado estuvimos en Madrid y me compré unas botas de montaña. Bueno, en realidad me las compró mi chico, porque si os acordais de mi cumpleaños recordareis que tuve que devolver todo lo que me regaló porque me quedaba grande y todavía no me había comprado nada. Habíamos quedado en que yo iría de compras y luego él me daría el dinero, pero entre que estaba líada con la opo y los exámenes y que odio ir de tiendas, y mucho más en diciembre que es cuando hubiese podido ir, pues no había tenido tiempo. Además, él llevaba tiempo dandome la lata con que me comprase unas botas de montaña porque las mías eran malísimas y más de una vez he estado a punto de torcerme el tobillo, pero como últimamente no íbamos a la sierra muy a menudo, yo pasaba. Hasta el sábado, que me dijo que me las compraba yo o me las compraba él, porque pretende que vayamos más a menudo al campo. Así que aquí están:


Yo no entiendo mucho de material de montaña, pero según mi chico y el dependiente de la tienda estas botas son ideales para mí por un montón de cosas y nuevas tecnologías de las que no me enteré muy bien, yo las elegí básicamente porque eran de las menos feas y de las más cómodas de las que me probé, jejejeje.
Aparte de las botas no me compré nada más porque había demasiada gente en todas partes y, como ya he dicho, no me gusta ir de compras así. Bueno, sí que compré un par de gorros de lana en el Corte Inglés porque estaba muerta de frío (a las 10 de la mañana hacía -1º), y como no me decidía por uno de los dos, E, que es una persona muy lógica, me dijo que me llevase los dos.
Antes de volvernos a Talavera pasamos por un supermercado asiático que hay en Príncipe Pío para comprar algunos ingredientes que sólo se encuentran en este tipo de tiendas y además, también compramos un libro de recetas para el Wok; Wok que por cierto no tenemos, pero que pensabamos comprar en Ikea ese mismo día, pero al final desistimos porque había demasiado tráfico y gente en todas partes y nos fuimos a casa; así que queda pendiente.

El domingo estuvimos toda el día en casa hibernando, porque hacía un frío tremendo. Así que nos dedicamos a dormir, ver películas (vimos la última de Harry Potter, que la teníamos pendiente... y otras frikis que suele conseguir mi chico de escalada y de surf, pero que a mí también me gustan) y a ver por la ventana cómo nevaba. Porque sí, aquí también ha nevado y por lo visto es rarísimo, pero a pesar de que nevó toda la tarde, hoy sólo queda nieve en los tejados.

Y hoy toca volver a la normalidad... hoy comienzan de nuevo las clases de alemán en la escuela de idiomas, hoy comienzo a estudiar otra vez... en definitiva, que después de un descanso muy largo, hoy vuelve la rutina.

¡Feliz Lunes!

5 comentarios:

Maeva dijo...

Hola Miranfú!! a mi me pasa como a ti con ir de compras; no me gusta probarme, y también suelo ir a tiro hecho.
Aqui, imaginate como es el surtido de tiendas; cuando salgo a comprar (poquíiiiisimo, por falta de economía, más que nada, jaja) echo un montón de menos Tenerife con sus zara, mango, blanco, h&m... aqui hay tan poca tienda y tan limitada...

Un beso y que te vaya bien esta semana con las clases!

Miranfú dijo...

¡Hola Maeva! La Palma me imagino que será como Fuerteventura hasta hace cuatro años. En Fuerteventura sólo había un Stradivarius y un Mango hasta hace unos años que abrieron el centro comercial y ya hay prácticamente de todo, o al menos, más variedad.

Besos

julia dijo...

Mmmmnnn me han gustado tus compritas jeje, y si La Palma está muy limitada en tiendas, solo hay Mango, Encuentro, Stradivarius y Pull an Bear, ya me gustaría a mi tener un centro comercial como el de Las Rotondas jiji (estuve en septiembre y me lo recorrí bien) por tierras palmeras.
Lo de las botas de montaña me ha gustado jejeje, me meo pensando en tu cara mientras el dependiente y tu chico te hablan de todas las ventajas y tu en tu mundo pensando que son las más bonitas, me meo porque yo soy igual jejeje, lo que es es, y si esas eran las bonitas pues esas son las que me llevo jajaja

BRUJILDA: dijo...

¡Hola Miranfú! Siento no haberme pasado antes a visitarte, pero es que he estado un pelín liada. Además, todavía no tengo internet en casa. De vez en cuando me conecto con el móvil, pero es tan lento que me desespero, y eso si no me deja tirada...
Como creo que todavía no te lo había dicho ¡Feliz Año Nuevo!, ya han pasado unos cuantos días pero mas vale tarde que nunca.
Por cierto, yo todavía no he ido a las rebajas, y es raro, ya que suelo ser de las que va el primer día, pero este año estoy un pelín perezosa, aunque seguro que finalmente me pasaré a curiosear un poco.
Me alegro de que lo hayas pasado bien en Fuerteventura, después de tanto tiempo supongo que tendrías muchas ganas de ver a la familia y a los amigos. A ver si dentro de poco hay suerte con esa oposición y puedes volver a tu isla mas a menudo (Los funcionarios tienen muy buenas vacaciones jejeje)
Un besito muy grande y ¡A darle duro en la academia, que este año la plaza sale fijo!

Miranfú dijo...

Julia, al verdad es que Las Rotondas le ha venido muy bien a Fuerteventura porque antes es que no había donde comprar porque además de no haber casi nada, las tiendas que habían eran carísimas porque estaban pensadas para el turismo. Así que la gente cuando tenían que ir a Gran Canaria a hacer cualquier cosa, aprovechaban para ir de compras.

Por cierto, además de ser las botas más bonitas que me probé, ¡también eran las más cómodas! Que conste en acta, eh? jejejeje

Brujilda, ¡que bien, leerte de nuevo! Ya he visto en tu blog que estás muy contenta en Zamora, me alegro de que el cambio haya sido para bien... poco a poco te vas acercando a Galicia.
Yo suelo ir todos los años a las rebajas, pero no soy de las que están ahí el primer día, de hecho siempre intentó ir en un momento o día en que pienso que no habrá mucha gente.
Muchas gracias por los ánimos, vienen muy bien y levantan la moral... lo de las vacaciones ya lo sabía (mi chico es funcionario interino) y es uno de los incentivos para ir a muerte a por la plaza, jejejeje.

Besitos