lunes, 1 de febrero de 2010

Aprendiendo a hacer velas e incienso

Este fin de semana apenas estuvimos en casa ya que el viernes, después de mis clases en la academia, E me recogió y nos quedamos a dormir en Toledo en casa de una amiga porque al día siguiente íbamos a empezar un curso-taller para aprender a hacer velas e inciensos.

El curso estuvo bastante bien, el sábado por la mañana aprendimos a hacer varios tipos de velas, y aunque éramos muchos en el curso y el material era muy limitado, pudimos hacer algunas nosotros mismos. Luego a la hora de la comida, mi chico y yo esperábamos que nos diesen un picnic con un bocadillo porque la comida estaba incluida en el curso, pero para nuestra sorpresa comimos en un restaurante y estaba todo buenísimo; además, durante la comida pudimos hablar un poco más con los compañeros del curso. Por la tarde vino otro profe, un botánico muy conocido, que nos dio una charla sobre plantas aromáticas, ya que después nos iban a enseñar a hacer inciensos.

El domingo nos enseñaron a hacer más tipos de velas y también algunos fanales, que son portavelas hechos de parafina. Como éste de la foto, que aunque tiene mogollón de desperfectos, lo hice yo. El domingo no hubo comida, así que nos volvimos a casa, aunque antes pasamos por un vivero para comprar algunas semillas y macetas.

El curso fue muy entretenido, aprendí un montón y he descubierto algo que me gusta mucho, así que en cuanto pueda compraré los materiales necesarios para hacer velas. En cambio,lo del incienso no me va mucho porque me pareció mucho engorro y, al menos el que hicimos nosotros, no era tan natural, así que seguiré comprandolo. A mi chico también le gustó mucho el curso, aunque fue un poco (bastante) por mí, pero también disfrutó, sobre todo de la charla de las plantas.

El siguiente curso que haremos es sobre Bonsáis, así que la próxima vez me arrastrará él a mí.


 

12 comentarios:

Vane dijo...

Cómo aprovecháis el tiempo!
A mí me encantan las manualidades así que habría disfrutado también mucho en ese curso.
El portavelas debe quedar muy bonito encendido de noche, y muy acogedor.

Un besote!

✿ Belle ✿ dijo...

y cómo se hacen las velas????! jaja no cuentas nada! :P

M. dijo...

Pero qué chula la vela!!! bueno, otro post podría ser los pasos que has seguido para llegar a hacerla!! Qué curso tan interesante, siempre me ha fascinado la habilidad que tenéis los que se os da bien estas cosas para que salgan resultados de este tipo... te lo dice una que tiene habilidad 0 para las manualidades. Y los bonsáis... este diciembre paseando por El Corte Inglés vi algunos pero me dije, "pa qué, M., si al final se te morirá como el poto que te regaló una amiga...", por cierto, tardé en decírselo una semana...

Besos!!

Miranfú dijo...

Vane, la verdad es que es una ventaja que mi chico trabaje en la Administración porque nos enteramos de un montón de cosas para hacer los fines de semana (como este curso), que de otra manera a lo mejor ni hubiesemos sabido que existen este tipo de talleres. Todavía no he probado el portavelas, así que no sé cómo quedará... ¡ya os diré!

¡Hola Belle! Es verdad, no lo digo, pero es que pensaba explicar todo el proceso cuando haga algo en casa, para poder poner fotos de todos los pasos porque en el curso éramos tantos e íbamos con tanta prisa que no me podia parar a sacar fotos.

M., ¡yo también suelo ser muy torpe con las manualidades! Pero desde hace un tiempo me ha picado el gusanillo y me he puesto con cosas facilitas, como el punto ó ahora, esto de las velas. Ya os enseñaré algo cuando termine algo.

Besitos

Maeva dijo...

Que guay Miranfú!! seguro que sacas buenas ideas. y lo del incienso, no sabía que se podía hacer también!! ¿pero el del palito?


un beso y mojarme me mojo, que no hay manera de secar el agua que me entró!!!!!

Miranfú dijo...

Maeva, aprendimos a hacer dos tipos de incienso. Uno que es más natural, con mirra y aceites esenciales, que consiste en ponerlo encima de una pastilla de carbón ardiendo, que es el que suelen usar en las iglesias; y luego está el del palito, que es un follón porque la base es de carbón, pero hay que molerlo con un molinillo y es un jaleo, así que creo que voy a pasar de hacer incienso.

Besitos

julia dijo...

Oyyyyyyyyyyyy que entretenido nenaaaa, yo tambien quiero ir a cursos así jejej..
¿es muy complicado hacer velas? un besitooo.

Lillu dijo...

Oye, pues te ha quedado chula! A mí las velas me gustan mucho, pero el incienso me suele marear :/ Bonitos cursos tenéis por esos lares :D

saluditos

Scheherezade dijo...

Que chulada! pena que por aquí no haya cursos de esos! Un besito

Celia dijo...

Que chulo! aquí no hace cosas de ese estilo, a lo único que he conseguido ir ha sido a un curso que hicieron en Valencia para aprender a utilizar la lana fieltrable y porque era dentro de una feria de manualidades... esta guay hacer cosas así de vez en cuando.

Pues nada, ya nos iran enseñando el resultado del curso jeje

BRUJILDA: dijo...

¡Que divertido! Yo me hubiera apuntado al curso seguro. Me gustan mucho las velas, la de la foto te ha quedado muy bien.
El de bonsais parece interesante, tuve uno hace unos cuantos años pero un día me excedí de tiempo sumergíendolo en el agua y no le sentó muy bien.
Ahora tengo ganas de poner una plantita en casa, lo que pasa es que no se me dan muy bien y me da pena que se mueran. Intentaré buscar una que sea todoterreno.
Un besito.

Miranfú dijo...

Julia, hacer velas no es nada complicado. Lo único es que se necesitan muchos materiales diferentes, y que al derretir la parafina (que es lo que nos enseñaron a usar) o la cera se necesita una fuente de calor (un fogón, vitro, etc) y hay que tener mucho cuidado para no quemarte y para no derramarla. Ya os enseñaré los pasos cuando haga alguna vela en casa.

Lillu, a mí las velas me encantan y el incienso si tiene un olor suavecito también. Pero la verdad es que me he llevado un chasco al saber cómo se hace el incienso porque es mucho menos natural de lo que yo pensaba.

Scheherezade, no sé dónde vives, pero a lo mejor sí que hacen cursos de este tipo. Como ya digo en otro comentario, nosotros nos enteramos porque mi chico trabaja en la Administración, sino no lo hubiesemos sabido.

Sí, Celia, es una forma divertida y diferente de pasar el finde. Y además, aunque es sólo un finde y es muy poco tiempo para hacer amigos, al menos te relacionas con otra gente y ves caras nuevas.

Brujilda, lo de la foto es un portavelas para poner una velita pequeña dentro y que la luz pase a través de la parafina. Yo con las plantas soy como tú, se me mueren todas. Pero como las cuida mi chico que sí que tiene mano, tenemos la casa camino de convertirse en una selva.

Un besito!