jueves, 8 de julio de 2010

Escapada veraniega I: Las Tablas de Daimiel

Como ya conté en mis últimas entradas, el destino de nuestra primera escapada del verano era Andalucía, concretamente Cabo de Gata, en Almería, pero desde hace mucho tiempo teníamos muchas ganas de ir a Las Tablas de Daimiel ya que yo nunca había ido y mi chico nunca las había visto inundadas. Así que como para llegar a Almería teníamos que pasar por la provincia de Ciudad Real, decidimos desviarnos y hacer una parada técnica.



Ya habíamos visto por la tele que Las Tablas estaban como no lo habían estado en mucho tiempo, que la lluvia que ha caído este año les ha venido muy bien, ya que estaban sequísimas e incluso temían que le quitasen la categoría de Parque Nacional porque estaba en muy mal estado. Por suerte, las fotos demuestran que se han recuperado muchísimo y doy fé de que había muchísima fauna. E disfrutó como un enano porque le encantan las aves y como fuimos a la peor hora del día (las dos de la tarde de finales de junio con un calor que era insoportable), no había casi nadie y pudimos ver muchísimos animales.


Había muchísima agua y todavía quedaban señales de que el agua inclusó llegó a la pasarela, toda esa zona ha estado inundada durante semanas. Ahora ya se puede pasear por allí sin ningún problema, por lo menos por donde nosotros fuimos que fue por la isla central.


Es un sitio precioso, a mí me sorprendió muchísimo, creo que las fotos hablan por si solas, aunque sé que no son muy grandes, aún no sé como cambiar el tamaño, me tengo que poner a investigar.






En la próxima entrada os hablaré de Cabo de Gata, un parque natural de Almería que realmente me sorprendió gratamente y me descubrió unas playas preciosas y salvajes que no esperaba encontrar en el litoral mediterráneo, por la masificación y la explotación a la que se ha visto sometido.

9 comentarios:

Maeva dijo...

Se ve un lugar muy bonito y tranquilo, aunque deberían de estar más pendientes de su conservación, no sabía que se podía quitar el título de Parque Nacional...
Menos mal que aquí, de lo que se conserva bien bien es la Caldera, aunque supongo que será porque no es tan fácil acceder.

un beso Miranfú.

¿Cómo te lo pasaste en vacaciones?¿Descansaste?¿Fuiste a la playa?¿Comiste mucho? jejeje, soy una preguntona, así que cuenta!!!

un beso!!!!

Duna dijo...

Un sitio precioso el que nos muestras, esperaremos tu siguiente crónica con muchas ganas :)
Besotess

Lina dijo...

Siempre que paso por la autovía y veo el desvío me pica la curiosidad de parar pero nunca lo he hecho, ahora veo que merece la pena.

Que sitio más bonito!

laquesigueaqui dijo...

Qué chulo! Y qué alegría saber que están recuperadas!

Besos-

Nuria dijo...

Este año, bueno más bien a finales del año pasado oímos hablar mucho en los TD de las Tablas de Daimiel, por la turba del subsuelo, que ardía por la falta de agua, y a partir del mes de diciembre esa situación se solucionó gracias a la lluvia, a los temporales que azotaron Andalucía, así que este año debe de estar muy bonita esa zona, merece la pena visitarla, pero yo no podría ir en verano, por el calor...
Un beso.

Laurita dijo...

Joooo... qué bonito, cómo te envidio, yo no pillo vacaciones hasta agosto...

Saludos y feliz verano

Rose dijo...

Qué bonito, en otoño tiene que ser una maravilla, cuando el calor ya no aprieta y los tonos comienzan a volverse tostados, una maravilla, un sitio al que hay que ir. Un besito

Vanessa dijo...

Tienes una sorpresa en mi blog!
Feliz Viernes!!
Besos

M. dijo...

Qué parada técnica más impresionante!! Creo que debiste ver el mismo programa que yo, porque recuerdo los mismo argumentos, lo de que con las últimas lluvias, el sitio estaba como nunca.

En fin, yo para ir tendría que dar un rodeo muy grande, aunque es un lugar que sin duda tendría que visitar.

Chaoo!