miércoles, 21 de abril de 2010

De Bodas

¿Soy la única que piensa que estar invitada a una boda es un marrón?

Esta pregunta viene a cuento de que en mayo tengo dos bodas; La primera boda es de un primo hermano mío, y a mis padres se les había olvidado contarmelo, así que me enteré el domingo, y a pesar de que es mi primo, no tengo mucha confianza con él, ni con la mayoría de la familia de mi padre salvo algunas excepciones, porque desde que murió mi abuela (hace más de 10 años) la mayoría de mis tíos no ha hecho ningún esfuerzo para que la unión familiar no se rompiese. En fin, que mi primo se casa y lo hace en Sevilla, por lo que mi hermana tiene el pretexto perfecto para no ir, ya que al tener que ir en avión es un gasto importante de dinero al que ahora mismo no puede hacer frente, y como a mi padre lo operan unos diez días antes de la boda, lo más probable es que mis padres no puedan ir. Así que no me queda más remedio que ir en su representación, y además, aunque la boda es un sábado, no puedo usar la excusa del trabajo, ya que justamente ese sábado no trabajo porque aquí ese día es festivo.

Al no querer ir no quiero parecer borde ni nada por el estilo, yo me alegro muchísimo por mi primo, le deseo de corazón que en su matrimonio y en su vida le vaya todo genial y que tenga un día muy especial. Pero el estar invitada me parece un marrón económico importante. Por un lado, está la cuestión de que la boda es en Sevilla, por lo que tendremos (mi chico está metido en el ajo también, no voy a ir yo sola) que desplazarnos hasta allí con el consecuente gasto, que no es lo mismo que ir en avión ni mucho menos, pero es un gasto, por no hablar del alojamiento y las comidas de los días que estemos en Sevilla. Por otro lado, ni mi chico ni yo tenemos ropa apropiada para la boda, y por lo visto va a ser una boda por todo lo alto, así que otro gasto más. Y por último, el regalo de los novios, porque claro, no vamos a ir y no regalar nada. Así que el compromiso familiar nos va a salir por un pico importante.

Como he dicho, esta no es la única boda que tendremos en mayo, sino que quince días más tarde es la boda de unos amigos, no muy cercanos, de mi novio. Así que vuelta a repetir, con la diferencia de que esta boda es en Madrid y nos pilla más cerca de casa, y que tanto él como yo repitiremos modelitos.

A mí me parece estupendo que la gente se case y hagan sus fiestas y sean felices y coman perdices, pero el hecho de hacer un bodorrio e invitar a gente con la que no tienes una relación más o menos estrecha me parece poner en un compromiso a esas personas. La última boda de este estilo a la que fui fue la de mi amigo Matt, aunque en este caso a mí sí me apetecía ir, aunque sinceramente, me apetecía más ir por el hecho de  reencontrarme con mis amigos Erasmus, que por la boda en sí, y creo que los demás pensaban igual.

Será que pienso así porque nunca me han gustado especialmente las bodas, no sé... yo no creo que me case, pero si lo hiciese sería algo muy íntimo y sólo invitaría a esas personas cercanas que sé que estarían encantados de ver como me caso.

¿Cuál es vuestra opinión? ¿Pensais que soy una borde y antipática?

13 comentarios:

Maeva dijo...

Jajajaja, como me he reído.
A mi me gustan las bodas, pero por el rollo de emperifollarme, maquillarme y peinarme bien... como no lo suelo hacer, esos días me maquilla mi madrina, que se le da muy bien y voy estupenda, jaja.

Yo también lo he pensado, que si me caso, lo hago a escondidas, jaja, o con gente imprescindible, porque sí que es un pedazo de marrón.

Aquí la mayoría de la gente invita por compromisos, parientes lejanos, amistades de los padres... y hay gente que a mi no me apetece invitar para nada, un montón, pero lo típico ¿invitas a fulano y a mengano no?
Pues nada, lo mejor es no casarse, jeje.

un beso Miranfú!!!!ya nos irás contando más.

Nuria dijo...

Pues yo no creo que seas borde, pienso exactamente igual que tú, fui a bodas de mis amigas, bodas en las que había pocos invitados y lo pasé bien, sin embargo, me negué a ir a bodas de primos con los que no tenía ningún contacto; fui a una primera boda de familiares y lo pasé tan mal, estaba tan fuera de lugar...que decidí no volver a ninguna. Para colmo mis hermanas viven lejos y tienen disculpa para no asistir, claro, pero yo no, así que imagínate lo que dirán de mí todos mis primos, allá ellos.
Yo no creo que me case pero nunca se sabe...eso sí si lo hiciese mi boda sería secreta , sólo con la presencia de mi pareja y los testigos.
Un beso.

YaS dijo...

Pues a mi si me gustan las bodas. En Septiembre se casa mi prima, en Huelva, y voy a ir, bueno el dinero no es el problema en mi caso. Quizás por eso a mucha gente no les guste. Yo creo que si no te apetece ir a un sitio no tienes porqué ir...te disculpas y ya está. Pero ir a un sitio "obligada"...yo no soy asi pero bueno...

Yo no me voy a casar asi que ni con mucha ni con poca gente jajja

Besoootes

Duna dijo...

Jejejejeje, el tema de las bodas siempre es delicado.
Mi caso concreto preferí invitar a gente cercana, no quisimos una boda exagerada de gente sino más familiar y de hecho en muchos restaurantes no nos aceptaban pq eramos pocos y claro eso no es rentable para el lugar pudiendo tener ese mismo dia otra boda con 3 veces mas invitados; para no poner en compromiso a mucha gente y teniendo en cuenta q toda la familia del novio y bastante de la mía venían de fuera lo q hicimos fue reservarles habitacion con desayuno incluido en el mismo hotel q fue la cena (y sí, lo pagamos nosotros para q vinieran y no tuviesen ni q buscar alojamiento ni q pagarlo, más facil creo q no lo pudimos hacer), así q despues del banquete cada uno se fue derechito a la habitacion sin tener q conducir ni nada, además lo buscamos en pleno centro para que pudieran hacer turismo al día siguiente teniendo "todo a mano". Pensamos q coger allí el banquete y q tuviera alojamiento era ideal para todos, gente joven y mayores.
Casi todos mis amigos son de Salamanca pero con muchos hay menos roce y no quise ponerlos en un compromiso así q no les invité, sé q es dinero de ropa, desplazamiento etc (sé q m lo agradecieron jeje)
Qué te inviten si no quieres ir es un marrón pq aunque no acudas yo creo que tienes q cumplir, aunque en mi caso m lleve muchas sorpresas tanto de gente q vino como q no (para bien y para mal).
Un saludo, y si las bodas son en diferentes sitios repetir modelito no está mal, y hay vestidos chulos por poco precio.

Bárbara dijo...

Si la boda es de alguien que no es cercano pues es un marrón tremendo... y yo no me caso aunque me maten, jajajaja

Scheherezade dijo...

Si te digo la verdad, no creo que seas antipática ni borde... Novio y yo también estamos planeando lo de la boda con tiempo para ahorrar y que no aparezcan imprevistos... Y nuestra lista es bien cortita! no queremos invitar ni a primos terceros que por la calle sólo dicen hola y adiós o a gente con la que no tenemos tanta confianza... si no a los que están ahí al pie del cañón! pero sabes que siempre hay gente que la quiere hacer por todo lo alto e invita hasta al vecino! :P

Un beso grande!!

Lillu dijo...

A mí tampoco me gustan las bodas. Básicamente son un gasto de dinero y un rollo de apariencias que no me va nada. En los últimos años sólo he ido a una, pero muy friki (por lo civil, claro está), de unos amigos. Este año también tengo la de un primo segundo y no me apetece demasiado, así que ya veré lo que decido.

Yo no creo que me case tampoco. Conviví casi 10 años con mi última pareja y nunca vimos la necesidad de casarnos, así que no creo que cambie de opinión.

saluditos!

✿ Belle ✿ dijo...

si no quires ir no vayas mujer, yo nunca voy a donde no quiero ir por mucho que me hayan invitado XD ahorra el dinero que estamos en crisis jaja además que seguro que la boda es un rollo, el catering malo y tendréis que aguantar al tipico tio pasado de copas XD

Sarita dijo...

A mi si que me gusta ir de boda! pero reconozco que si te invita alguien con el que no tienes mucha relación es un marrón! de los grandes! ;D

yo cuando me casé invité solamente a los mas cercanos, y la verdad, me lo pasé genial en mi boda! lo volvería a repetir!

besitos guapa!

M. dijo...

Jajajaja.... chica, eso nos pasa a todas, pero yo con el tema "familia", en fin, con ese tema nunca se acierta: si no invitas porque no invitas y si lo haces, porque lo haces (yo tuve mis más y mis menos precisamente porque no invité a gente y luego, me lo echaron en cara...).

Pero es cierto que es un marronazo del quince, y si tienes que desplazarte, más aún.

Yo te puedo dejar algún sitio para comer que no está muy allá, vete de tapeíto - si es que estáis una noche en Sevilla perdidos de la mano de Dios - por el centro, os subís por Mateos Gago (detrás de la catedral) y os paráis en las columnas y luego a tomar vinito dulce diez pasos más arriba, jajaja... Y veis la catedral, ¡que está blanca!!!

Besos!!

Vane dijo...

Buff, esto de las bodas es muy complicado, sé a lo que te refieres. Es verdad que puede ser un compromiso cuando se trata de gente no demasiado cercana. Yo, particularmente, quise una boda íntima, sin invitaciones por compromiso y, aunque al final se nos fue un poquito de las manos, estuvieron todas las personas a las que quiero y nos quieren de corazón, y fue un día muy muy especial (nuestra despedida igual, o incluso más!).

Pienso que no tienes por qué ir obligada a ningún sitio, es mejor eso a estar allí con cara de porquénariceshabrévenido.

Por cierto, nos encontramos en una situación muy parecida a la tuya. A finales de Mayo tenemos la boda de unos amigos en Madrid, y en Junio la de unos primos en Talavera!!! jajaja. Seguramente nos quedaremos a dormir y había pensado en que podríamos vernos, aunque no creo que lo tenga muy fácil porque iremos en el coche de mis padres y seguro que se quieren volver pronto, ya te contaré...

besitos!!

laquesigueaqui dijo...

Hombre, mira tú, parece que es época de bodas, porque como sabes hoy escribí un post relacionado.

Entiendo perfectamente tu postura. Es una p**** ir de boda en boda dejando tus dineros cuando no tienes demasiadas ganas.

Sil dijo...

Acabo de entrar a tu blog, y mira con lo que me encuentro! jaja
Ayer subí el post de mi boda, y por eso me dio gracia tanta casualidad.
La nuestra también fue muy sencilla, solamente con mi familia en Argentina (vivo en Japón), pero muy emotiva :)

Creo que esos momentos importantes es mejor compartirlos con gente que uno quiere que esté, y con gente que entiende realmente el significado que tiene eso para ti, no?

Abrazos desde el Sol Naciente!