domingo, 20 de septiembre de 2009

No será a la primera

Hace muchos días que no escribo nada y no será por no tener cosas qué contar, sino que he estado muy ocupada, además de que últimamente las cosas no han salido exactamente cómo esperaba y no me ha apeticido escribir.

Como digo en mi perfil, me estoy preparando unas oposiciones para el cuerpo de economistas de Castilla-La Mancha, pero como aquí al aprobar el primer examen hay una bolsa de empleo temporal en su momento decidí presentarme a dos especialidades más para intentar, al menos, quedarme en alguna bolsa de empleo, ya que, por lo que sé, es casi imposible conseguir una plaza de funcionariado la primera vez que te presentas a una oposición. 

Llevaba estudiando once largos meses por mi cuenta, ya que no conseguí plaza en la academia más cercana a donde vivo. Hasta el mes de abril viví en Madrid y compaginé los estudios con dar clases particulares de inglés a niños, pero al cambiar de ciudad tuve que dejar de dar clases y dedicarme en exclusiva a preparar los exámenes.

Los dos primeros exámenes fueron el fin de semana pasado. Para el primero no tenía muchas esperanzas pues a pesar de que parte del temario era muy parecido al de mi especialidad, no era exactamente igual, y lógicamente no he aprobado. Pero el domingo sí que tenía muchas expectativas, pues me he estado preparando para ese exámen mucho tiempo, y de verdad pensaba que lo iba a aprobar y que incluso, teniendo en cuenta cómo habían sido los exámenes de otros años, podía sacar nota. Pero fue un exámen imposible, me pareció complicadísimo, y según la plantilla provisional no tengo ninguna posibilidad de aprobar. 

Y me siento mal, muy mal, porque tengo la sensación de haber perdido el tiempo todos estos meses. Y no sé qué es lo que he hecho mal, aunque está claro que mi método de estudio no es el más adecuado y que necesito apuntarme a la academia para volver a intentarlo la próxima vez, que no sé cuando será, porque por lo pronto para el año que viene no han convocado plazas. 

La verdad es que no sé por qué me sorprende tanto que me haya salido mal el exámen, ya que a lo largo de mi vida me he dado cuenta de que prácticamente nunca he conseguido nada de lo que me he propuesto a la primera. Me costó mucho sacarme la carrera, y eso que era, que soy, muy responsable y le dedicaba muchísimas horas a estudiar; no conocí al que hoy por hoy es el amor de mi vida hasta después de pasar por una relación de lo más tormentosa que daría por lo menos para diez posts; me saqué el carnet de conducir a la séptima.... y podría seguir con mil ejemplos, pero esto sería interminable. 

No sé si todo ello es cuestión de suerte, mala suerte en este caso, o si es que me planteo mal las cosas y por eso todo me cuesta mucho más o por qué razón otras personas consiguen sus propósitos facilmente y yo no....lo que está claro es que soy muy perseverante y que la constancia es mi principal virtud, y por ello sé que aunque esta semana haya visto la botella medio vacía y que ahora mismo no sepa que hacer con mi vida durante este año, muy pronto la botella se empezará a llenar y tarde o temprano alcanzaré mis objetivos.

3 comentarios:

julia dijo...

Tranquila nena jejeje, todos pasamos por pequeños baches, pero estoy convencida que con tu perseverancia conseguirás tu objetivo, antes o después. Y no te tortures con si te cuesta o no sacar las cosas, lo importante es que lo has conseguido jeje, un besito enormeee corazon y mucho animoooooo.

Si te sirve de consuelo yo ahora estoy en un momento de mi vida un poco raro jeje, pero todo pasará, y de todo se aprende.
Muak

Maeva dijo...

Miranfú, lo importante es que has acabado consiguiendo muchas cosas.

Yo tampoco sé porque a algunas personas nos cuestan más las cosas que a otras (y no veas que rabia da) pero dicen que es por el pensamiento positivo, que tienes que pensar en que vas a conseguir las cosas para atraerlas, visualizarte haciendo lo que quieres... Eso dicen, yo lo he probado y no me ha funcionado, jaja, pero mira ver si a ti te va bien.

La verdad es que es una putada, estar estudiando tanto tiempo y entiendo que te sientas así.

Yo me presenté en febrero a una oposición del cabildo de Tenerife, pero sólo era por 2 años la plaza, aún así, como no estaba haciendo nada, lo intenté, pero sólo estudié 4 meses.
EL primer examen me lo aprobaron, así, literalmente, porque sólo fuimos 6 personas y el mio era el menos malo que estaba.

Ya el segundo no lo pasé, y me dio mucha rabia, porque creo que esa plaza estaba ya dada y encima cuando fui a ver el examen (mi derecho) me trataron como si fuera estúpida.

Bueno, este rollo no viene demasiado a cuento, pero es la única experiencia que tengo con oposiciones.

Encima como tu dices, que el año que viene no hay oposiciones, nadie está convocando apenas, y cuando lo hacen es por unas pocas plazas que no merece la pena ni plantearselo.

Pero no dejes de intentarlo Miranfú, si es realmente tu sueño, el que la sigue la consigue.

A ver si en el próximo post nos dices que ya ves la botella medio llena.

un beso!

Miranfú dijo...

Muchas gracias chicas por los ánimos. La verdad es que a veces es casi imposible desanimarse, pero bueno, hay que intentar ser optimistas y pensar que las malas rachas, igual que las buenas, no duran para siempre.

Maeva, tendré que aplicar el sistema ese del que hablas, ¡a ver si funciona! Por cierto, aún no he tenido tiempo de investigar cómo poner en el blog tu premio, a ver si pasa ya el próximo y último exámen y me pongo al día.

Julia, espero que tu bache también pase. He leído algunos de tus últimos posts, pero estoy tan ocupada estudiando para el último exámen que no he tenido tiempo de comentarte. Sólo decirte que la sensación extraña que sientes, y también contradictoria, nos suele pasar mucho a las personas que hemos vivido fuera de casa y que luego por cualquier razón tenemos que volver. El año pasado yo tuve que pasar unos meses en Fuerteventura y por un lado me alegraba el poder pasar un tiempo con mi familia y mis amigos de allí, y por otro lado me sentía extrañísima y echaba de menos todo lo que había dejado en Madrid; y creo que esto también se agudiza cuando tu pareja vive lejos...¡no sabes como te entiendo! Pero como tú misma has dicho, todo pasa, y cuando menos te lo esperes llegará el momento de volver a irte.

Besos para las dos!