jueves, 5 de noviembre de 2009

La generación mejor preparada

Esta mañana he leído en El País Digital una noticia titulada "Matriculado en la euforia y licenciado en el desastre" que habla de cómo la generación que empezamos la universidad entre el año 2000 y 2004, aproximadamente, nos matriculamos con unas altas expectativas laborales por la situación económica que se vivía en esos momentos y terminamos o bien en plena crisis y por lo tanto no encontramos trabajo, o bien los jóvenes que llevaban poco tiempo trabajando han sido despedidos, y por lo tanto hemos visto nuestras expectativas reducidas a nada.

El artículo también habla de que el rango de edad más afectado por el incremento del paro es el que va de los 20 a los 35 años (más o menos, no recuerdo exactamente) y esto a pesar de que, probablemente, las personas que rondamos estas edades somos de las generaciones mejor preparadas que ha habido en España. Ya que nos hemos esforzado en formarnos, tenemos carreras universitarias, muchos además tienen másters y post grados, muchos hablamos idiomas, hemos viajado y hemos vivido en el extranjero. Sin embargo todo esto no parece ser nunca suficiente. 

Sí, es verdad que estamos en época de crisis, y que es mucho más barato despedir a gente joven y no contratar a nadie, que despedir a alguien que lleve mucho tiempo en una empresa. Y también es cierto que siempre ha sido muy difícil encontrar el primer empleo. Pero aún así yo me siento engañada. Me siento engañada porque desde muy pequeña mis padres y mi familia me hicieron entender que todo el que se esfuerza y lucha por sus intereses y sueños, acaba venciendo. Me siento engañada porque por todo lo que he visto desde muy pequeña en mi entorno y en la sociedad, creí que tener una carrera me abriría puertas. Me siento engañada porque elegí una universidad durísima, a sabiendas de lo que me esperaba, pero que aseguraba que el 90% de sus alumnos encontraría trabajo en el plazo de 3 meses una vez terminados los estudios.... y podría seguir hasta el infinito.

Sé que mis padres y mi familia no me engañaron, y sé que el que lucha podrá conseguir lo que se proponga. Pero también sé, y de muy buena tinta, que luchar a veces no es suficiente, y que si no se tiene los "amigos" adecuados en el lugar adecuado, todo es mucho más complicado; e incluso si se tienen esos "amigos", luchar no es necesario.
Sé que en su día, tener una carrera abriría muchas puertas, pero que a día de hoy en el que padecemos una enfermedad llamada "titulitis", tener una licenciatura te puede incluso cerrar oportunidades. Y sé que lo del 90% del que tan orgullosa estaba mi universidad es una burda mentira o por lo menos a día de hoy lo es.

Así que sí, yo formo parte de la generación mejor preparada de España, pero hay veces (sólo a veces) que me pregunto ¿para qué? Y no es que me arrepienta de haber estudiado, principalmente porque no habría vivido todo lo que he vivido, y aunque probablemente no todos (ni siquiera la mayoría) de mis recuerdos universitarios son buenos, he tenido experiencias inolvidables; pero me he esforzado mucho, y lo sigo haciendo, y pienso que quizás con menos esfuerzo a día de hoy estaría exactamente en el mismo lugar.

P.D. Aprovecho para deciros que voy a estar unos días desconectada del mundo blogueril porque la fecha de mi examen se acerca peligrosamente (aunque aún no la han publicado, se sospecha que será el 29) y me voy a centrar en estudiar. Pero ¡volveré! y espero que con buenas noticias.

9 comentarios:

julia dijo...

Este post me ha dejado con la boca abierta, porque me siento tan identificada con tus palabras..
Yo pertenezco a esa generación, al igual que tu. Tengo dos carreras y un master, he viajado, y me considero una persona madura que ha pasado por experiencias muy variadas. Además ahora estoy estudiando inglés.
Y donde estoy? en el paro, frustrada, y esperando a opositar de nuevo.
Me siento engañada, ya que siempre pensé que con mi curriculum tendría trabajo enseguida. Sin embargo lo que me está pasando en estos meses está siendo la mayor cura de humildad por la que he pasado jamás.
Así que nena, vamos a opositar hasta que nos fallen las fuerzas, porque hoy por hoy es la forma de tener una estabilidad.
Te deseo toda la suerte del mundo mi niña, espero que lo consigas. Un besazooooooooooooo.
P.D: Al igual que tu no me arrepiento de mis años universitarios, para mi, los mejores.
Un besazooo

Maeva dijo...

Pues nada, ya somos tres de la generación mejor preparada.

¿qué te voy a contar que no haya dicho ya?

nada que no sepas tu o Julia, porque estamos en la misma situación, excepto que yo no estoy opositando (Creo que te conté mi experiencia con las del cabildo de tenerife), pero bueno, igualmente formada, con mi posgrado, mi carrera, una licenciatura.

Si volviera atrás en el tiempo, volveria a la universidad, y volvería a estudiar lo mismo, pero si que da rabia, mucha, porque nuestro esfuerzo nos ha costado, el económico y horas y horas de estudio y de exámenes, aunque haya gente que no lo sepa valorar.

Por desgracia las oposiciones son una lotería y aprobar, como le pasa a Julia, no te garantiza el puesto de trabajo.

Nos inculcan desde pequeñas que estudiemos, y bueno, mi carrera todavia, hay mucha masificación, pero la tuya era de las que hasta hace un par de años se supone que estaba entre las que más salidas tenía.

Yo hace tres años que acabé, y el primer año lo pasé fatal.
Tenia claro que en dos meses no iba a tener trabajo, pero no pensé, jamás, que me fuera a costar tanto.

La frustración aumenta cuando ves a gente que malamente acabó la eso trabajando en el ayuntamiento (si, las he visto y de opositar, más bien poco, es lo que tiene ser vecino del alcalde), o cuando gente que se ha pegado 10 años para sacar la carrera y malamente también, están colaborando con los profesores en la facultad, porque hacían más pasilling y la pelota que estudiar.

Bueno Miranfú, lo dejo, me podría extender tantísimo....

Sólo espero que tengas mucha suerte con el próximo examen, porque llevas mucho estudiando, muchas cosas sacrificadas, muchos años de esfuerzo, y creo que te lo mereces de verdad.

Aqui estaremos esperando a que nos cuentes.

un beso !!!!

BRUJILDA: dijo...

¿Cuanta gente bien formada conocemos, incluidas vosotras, que está en una situación parecida?.
Esta tarde estuve hablando con una amiga de este tema, me decía que estaba un poco agobiada, ya que tiene 30 años, lleva mas de uno en el paro, tiene dos títulos, buena experiencia laboral y ha optado por invertir su tiempo mientras no encuentra trabajo presentándose a una oposición. Y así un caso detrás de otro.
Yo creo que formarse es indispensable, ya sea una carrera o un ciclo, pero también es cierto que una de las decisiones mas importantes de nuestra vida la tomamos en la edad de la inmadurez. Y es que muy poca gente tiene claro que quiere estudiar con 17 años ¿Cuantas personas no se arrepienten de la carrera que han elegido? Yo la primera.
En cuanto al tema del "apadrinamiento" yo sinceramente prefiero no tener padrino, hubo una época en que me lamentaba de no tenerlo, pero te aseguro que me encanta no deberle favores a nadie.
Un besito y ¡ánimo campeona! mucha suerte con ese examen.

Vane dijo...

Te doy toda la razón y mi experiencia es similar a la tuya sólo que con una variación.
Yo tengo dos carreras universitarias y he estado opositando varios años hasta que vi que la gente que entraba lo hacía con enchufe (te lo puedo asegurar porque me dieron varios chivatazos). Además en un par de ocasiones tuvimos que repetir los exámenes porque había habido tongo, así que con esas experiencias me desmotivé por completo. También estuve trabajando pero como en el fondo siempre supe que lo que a mí me hacía feliz era estar con mi marido y mi futura familia decidí no trabajar para disfrutar de lo que realmente me importa de la vida. Además Chema sale a las tres de currar y si yo trabajara saldría a las siete así que no podríamos aprovechar su chollo de horario. Que quieres que te diga, yo ahora soy la persona más feliz del mundo, tengo tiempo (ahora con la niña menos) de dedicarme a mis infinitos hobbies y no quiero volver a tocar un libro (de texto) en la vida, y eso que en la universidad me lo pasé genial.
Pero este es mi sueño cumplido, tú debes perseguir el tuyo siempre. Si lo que de verdad deseas es sacarte una oposición lucha con todas tus fuerzas y no te desanimes nunca. Es un lujo poder vivir la vida que uno quiere, si la tuya es esa no abandones el sueño.

Muchísima suerte para el exámen!

Besos!

Arcana Mundi dijo...

Estimada señorita:
Es mi ilusión invitarle a seguir a lo largo de estas semanas, a través de mi humilde blog (www.molestoluegoexisto.blogspot.com), el ensayo que realizo acerca de la dulce obra escrita por el genial Saint Exupery; El Principito. Esta breve creación tiene mucho de profundo. Pero no se trata de una profundidad plomiza, suprametafísica o hiperintelectual, ¡para nada! Todo lo contrario, el mensaje del principito es sencillo, directo y preclaro.
Mi objetivo es que juntos saquemos el máximo jugo a la brillante creación del francés… sin duda esta apasionante labor nos servirá para alegrar nuestros espíritus y crecer un poquito más.
Un animoso saludo desde la isla de Gran Canaria.

julia dijo...

Espero que los estudios vayan bien jeje, muakaaaaaaa

Duna dijo...

Sólo pasaba a saludarte y animarte con el estudio, imagino q vas a piñón pero ya verás como tendrás tu recompensa a tantas horas d estudio. Te espero pronto con buenas noticias :) Besotess

Maeva dijo...

Hola Miranfú!! qué tal va eso?? ya hiciste el examen o te queda poco???

suerte y besos!!

Miranfú dijo...

¡Hola chicas!

Muchas gracias por los ánimos, se agradece muchísimo. Tengo el examen el domingo que viene, así que no queda nada de nada! Ya os contaré que tal....

Un besazo para todas!