lunes, 31 de enero de 2011

Lo mejor y lo peor

Lo mejor de las vacaciones navideñas, a aparte, claro está, de estar con mi familia y disfrutar de ellos, ha sido el mar. No lo veíamos desde junio cuando fuimos a Cabo de Gata y aunque disfruté muchísimo de esa escapada, en mi opinión no hay nada como el Atlántico. Lo mejor ha sido poder zambullirme en el océano y disfrutar de ese olor y ese sabor que sólo tienen playas como esta, la Playa de Granillo:



La parte negativa ha sido darme de bruces con la realidad y ver que de verdad él ya no está. Aunque ya lo sabía, estando en la distancia todavía no me había hecho a la idea e, inocente de mí, esperaba que al llegar a casa estuviese ahí, como siempre, moviendo sin parar su rabito, que parecía un plumero. Pero no, este año no estaba detrás de la puerta loco por  darme la bienvenida más calurosa de todas. Lo peor ha sido darme cuenta de la realidad de su ausencia.


P.D. Estoy intentando postear más a menudo, pero la semana pasada me fue totalmente imposible ya que me tocó a mi llevar el coche al trabajo y el único ratito que tengo para escribir es el tiempo que me queda por la mañana antes de salir de casa y cuando llevo yo el coche debo salir antes y esos ratos se ven reducidos a nada... así que no creáis que voy a un post cada 15 días, ¡sino que escribo a ratos!
Todavía tengo pendiente el sorteo por mi primer blog-cumpleaños, ya he comprado algunas cositas, pero me faltan algunas más. A este paso en lugar de celebrar el primer cumpleaños tendré que celebrar el segundo, jejejeje.

¡Que tengáis un buen lunes! 

7 comentarios:

Duna dijo...

Una de cal y una de arena como cuentas y aunque con la pena por esa pérdida seguro que has disfrutado mucho de la familia y has sabido sacar la parte positiva a tu estancia.
Un besote y feliz semana!!

Perfectamente imperfecta dijo...

HOla, qué tal?? Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. YO también soy canaria, de Gran Canaria... te admiro por lo que has hecho... dejar todo por amor, muchas veces me he planteado esa pregunta y digo que no podría vivir lejos y, sobre todo, sin ver el azul del mar... pero por otro lado, qué seríamos sin amor??

También me estoy planteando hacer unas oposiciones, pero suponen un esfuerzo muuuy grande, así que, aquí estoy esperando a que la vida tome una decision por mí!

Besos y me alegro de haberte encontrado!

PD: por cierto, me encanta tu isla...

Nuria dijo...

Huy claro, cómo no ibas a notar su ausencia, a pesar de saber que ya no estaba, llegar a casa y no verlo tuvo que ser triste pero has podido disfrutar de tu familia y de tus playas atlánticas, lo cual no está nada mal.
Un besito

En las nubes. dijo...

Siento mucho que él ya no esté, pero estoy segura de que siempre seguirá en tu corazón. A pesar de todo, seguro que ha sido una alegría volver a ver a tu gente y volver a la tierra. Ahora a planificar la siguiente visita jeje..un besito.

Laque dijo...

Qué foto más entrañable!! Vuelve cuando puedas/quieras!

Buena semana. Besos.

Vane dijo...

Ay qué penita lo del perrito hija, pero ya ves, ley de vida...
Intenta quedarte con lo bueno, con lo mucho que has disfrutado de tu familia y el mar!!!!
No te preocupes si no puedes postear a menudo, se trata de que pases un rato agradable escribiendo, así que hazlo cuando puedas que nosotros estaremos esperándote ;-)
besos

M. dijo...

Hola!!

Me encanta volver a leerte por aquí!! Quiero volver al mundo del blog y he decidido comenzar por mis conocidas. Espero seguir leyéndote y te invito a mi nuevo blog, a ver si así me termino de lanzar.

www.micasatienegoteras.blogspot.com

Besos!!